Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mel busca blindar la portería con una zaga inédita en La Romareda

Lemos, Aythami Artiles, Cardona y Ale Díez se perfilan titulares | El sábado, reválida al rigor defensivo ante el Zaragoza | Las cuatro dianas recibidas, a partir del minuto 64

Mel busca blindar la portería con una zaga inédita en La Romareda

Mel busca blindar la portería con una zaga inédita en La Romareda

En el etiquetado fútbol poscovid -las once jornadas del cierre del pasado curso 2019-20 celebradas del 13 de junio al 20 de julio-, la UD de José Mel Pérez encajó siete goles en 990 minutos. Un tanto cada 141’. El estratega madrileño dio una lección de rigor y contundencia, dejando la portería a cero ante Girona (0-0), Almería (0-1), CD Lugo (1-0), Albacete (0-0), Ponferradina (3-0) y CD Mirandés (1-0). Seis de once. Los mecanismos defensivos estaban tatuados a fuego. Sello fiable.

En esa vuelta de la competición tras el parón por la pandemia de 97 días, el meta Josep Martínez llegó a firmar el registro de imbatibilidad de 400 minutos -los cuatro primeros partidos y 40’ del quinto-.

Tras el hundimiento del Titanic en El Molinón (4-0) -el cuadro isleño recibió cuatro dianas en 39 minutos en el último duelo antes del Covid-, Mel reflexionó y aprovechó el confinamiento para elevar una muralla de acero. Fue la clave del brillante rendimiento en el poscovid -la UD fue el tercer mejor equipo de LaLiga SmartBank en esas once jornadas (18 puntos sumados: con cinco victorias, cuatro empates y dos derrotas), solo batido por el ascendido Huesca y Fuenlabrada-.

Del incontestable registro de un tanto encajado cada 141’ a 45’. En la 2020-21, cuatro goles recibidos en 180’. Ante el CD Leganés, Juan Muñoz empujó a puerta vacía (1-0), el Fuenlabrada destapó las carencias a base de centímetros y potencia (3-3). Se da la circunstancia que el desplome llegó superada la hora de encuentro. El meta Álvaro Valles, brillante a pesar de la hemorragia, ha recogido el esférico de su portería desde el 64’ al 84’. Muñoz (75’), Nteka (64’), Ibán Salvador (79’) y Kante (84’) burlaron los reflejos del arquero sevillano en este inicio.

Sacrificados y fortalecidos

Tras la doble sesión de ayer, Mel ultima la que será la tercera línea defensiva en tres jornadas. Operación portería a cero. Ante el bloque pepinero, Álvaro Lemos, Álex Suárez, Aythami Artiles y Dani Castellano formaron de inicio. Con la expulsión del zaguero de Arguineguín (72’), Mel recurrió a Cardona.

En la segunda fecha, con las ausencias del capitán -sanción- y el argentino -lesión-, Dani fue el sacrificado. Ale Díez, a pierna cambiada, resultó un experimento de éxito. Álvaro Lemos, Álex Suárez y Eric completaron la muralla.

Tras el parón por el virus, los amarillos fueron fiables: siete goles encajados en once jornadas

decoration

El sábado (15.00 horas, Movistar LaLiga) en La Romareda, aguarda el Zaragoza de Baraja y Narváez. Debuta en esta edición liguera sin rodaje. La UD acumula 180 minutos y un mar de dudas en la retaguardia. Con Álvaro Lemos y Ale Díez fortalecidos, Aythami Artiles Oliva es intocable. Veteranía, galones y disciplina. Falta la cuarta pieza: Álex Suárez o Tomás Cardona.

El grancanario, que brilló en el fútbol poscovid con Mauricio Lemos, provocó el segundo tanto del Fuenlabrada con una mano cómica. Fue el fotograma del disparate. Cardona, por su parte, llegará a La Romareda con cinco sesiones de trabajo tras su percance muscular.

Cabe reseñar que la fórmula Álex Suárez-Aythami Artiles respondió con garantías ante el bloque pepinero -el tanto madrileño llegó con el de Arguineguín expulsado-. Cardona es una adquisición que está obligada a convertirse en titular.

Mel fue categórico en su última rueda de prensa. Se acabaron las concesiones Walt Disney. “Cometimos errores de bulto, demasiado groseros (...) Hacemos cosas buenas y las estropeamos por cosas del oficio”. Añoró la presencia de De la Bella -apartado y que se marchó cedido al Cartagena- como mimbre de cohesión. Demandó más inteligencia en la toma decisiones tras pérdida de balón. “En el tercer gol [ante el Fuenlabrada] también cometimos el mismo error que en Leganés: no parar la jugada”.

Portería a cero. La obsesión del novelista. Un pulso contra la historia. En las 36 visitas oficiales -entre Liga y Copa- a La Romareda, la UD sólo blindó su portería en cuatro ocasiones. La última en 2015. Con la tercera muralla del curso, Mel quiere clonar el rigor del poscovid.

Compartir el artículo

stats