Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ciudad invertirá 1.000 millones en mejorar la gestión de residuos y del agua

El alcalde presenta el Pacto Verde Local que incluye proyectos en Movilidad, Deportes, Medio Ambiente y Participación Ciudadana para crear una urbe sostenible

El alcalde Augusto Hidalgo, ayer durante la presentación del Pacto Verde Local en el Centro de recursos ambientales de El Pambasso.

El alcalde Augusto Hidalgo, ayer durante la presentación del Pacto Verde Local en el Centro de recursos ambientales de El Pambasso.

Los vecinos de Las Palmas de Gran Canaria contarán el próximo año con un contenedor más, exclusivo para los residuos orgánicos, así como un servicio de recogida de desechos puerta a puerta que el Ayuntamiento está aún diseñando. Se trata de una de las medidas incluidas en el Pacto Verde Local que el equipo de gobierno diseña para que el municipio contribuya a reducir en un 40% el efecto invernadero, tal y como propone la Unión Europea para 2030, y que ayer presentó el alcalde Augusto Hidalgo en el Centro de recursos ambientales del Pambasso. La renovación de las infraestructuras del agua será también otro de los principales ejes de este gran Pacto Verde Local.

Es la primera vez que un municipio de la Isla, y de Canarias, diseña un plan de estas características, en el que se incluyen iniciativas y proyectos verdes relacionados con diez áreas con el fin de lograr un objetivo común: una ciudad más sostenible que contribuya a la reducción de gases contaminantes a la atmósfera y que, por ende, incremente la calidad de vida de sus ciudadanos. El Ayuntamiento pretende invertir 1.000 millones de euros en este plan, que de desarrollará en la próxima década, y que contribuirá a la creación de 15.000 puestos de trabajo cualificado, según indicó el alcalde.

El Pacto Verde Local abarca diversos aspectos como, por ejemplo, mejorar la movilidad con una red ciclista y habilitar aparcamientos inteligentes además de facilitar la accesibilidad vertical de los vecinos entre barrios, renovar la infraestructura del agua, reducir los residuos, plantar árboles para contribuir a la mejora de la calidad del aire, crear infraestructuras deportivas para que los habitantes tengan una vida más saludable y hacer que los edificios de la administración sean más eficientes energéticamente. Todas las iniciativas están dentro de las competencias municipales.

Para el aprovechamiento y gestión de los recursos hídricos, para los que se crearán nuevas infraestructuras y se renovarán otras, habrá una inversión de 600.000 millones de euros.

También se propone que en los próximos Presupuestos Participativos haya un tanto por ciento de inversión destinada a que los vecinos propongan ideas para la ciudad relacionadas con el medio ambiente. Además de plantar 50.000 árboles y palmeras para extender el espacio verde por el municipio.

La financiación de estas iniciativas y proyectos relacionados para reducir el efecto invernadero, algunos de los cuales ya están en marcha como es la mejora de la movilidad urbana con la red ciclista y la MetroGuagua o se han implantado hace escasos meses como es el IBI solar, entre otros, costará más de 1.000 millones de euros que el grupo de gobierno espera conseguir de los 140.000 millones de euros que la Unión Europea prestará a España del Fondo que ha destinado para la recuperación postcovid.

La ciudad invertirá 1.000 millones en mejorar la gestión de residuos y del agua

Los inmuebles municipales también serán más eficientes


Todos los edificios de propiedad municipal mejorarán su eficiencia energética y mejorarán el control de los residuos. Así lo indicó ayer el alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, durante la presentación del Pacto Verde Local. El primer edil manifestó que no se puede exigir a la ciudadanía que sea responsable y recicle correctamente en los contenedores si el propio Ayuntamiento no colabora también en esa iniciativa de reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera. El Ayuntamiento tiene más de cien inmuebles de su propiedad. | L. S. V.

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria se retrotrajo ayer al descubrimiento de la máquina de vapor por el inglés James Watt en 1774, y con la que comenzó la revolución industrial en el mundo, para recalcar el impacto que el uso del carbón y del petróleo ha tenido en nuestros vida, pero también en el cambio climático dado el efecto invernadero que han creado los gases contaminantes que expulsan industrias, aviones, automóviles y otras infraestructuras con su uso. Una situación que los países occidentales tratan de revertir ahora, aunque en menor tiempo que los cien años que el carbón está tardando en ser sustituido por energías más limpias. La Unión Europea pretende que en unos años los europeos dejemos de usar carbón y las ciudades, principales fuentes de consumo de energía y contaminación, deben para ello replantearse un nuevo modelo de crecimiento, más sostenible con el medio ambiente.

En este contexto es donde encaja el Pacto Verde Local, que ayer presentó Hidalgo a los medios de comunicación; y que también se asienta en el compromiso adquirido por el municipio en el Pacto de los Alcaldes europeos para el clima y la energía (2008), que consiste en que las ciudades implanten medidas en todos los ámbitos con el fin de rebajar en un 40% el efecto invernadero y garantizar a todos los ciudadanos el acceso a una energía limpia, sostenible, segura y asequible.

Para la financiación, el Ayuntamiento acudirá al fondo de recuperación de la UE para España

decoration

El alcalde, arropado por los ediles que gestionan las áreas más implicadas en esta transformación verde como son los de Limpieza, Aguas, Participación Ciudadana y Economía, subrayó que las concejalías trabajan en estos momentos en una gran estrategia local común, a la que llamó “horizonte verde”, en la que encajar los diferentes proyectos para conseguir la financiación necesaria para llevarlos a cabo con el Fondo Europeo para la recuperación de los países tras la pandemia del coronavirus.

La Unión Europea distribuirá 750.000 millones entre los países más afectados por el covid-19. A España le corresponderán 140.000 millones de euros ya que se trata del segundo estado, tras Italia, que más ha sufrido las consecuencias económicas que el virus ha traído. No todo será gratis. 72.700 millones serán en subvenciones, pero el resto en forma de créditos que habrá que devolver si se utilizan.

A la tarta de la UE acudirán ayuntamientos, comunidades autónomas y otros organismos públicos por lo que el municipio deberá luchar por conseguir esos fondos. El alcalde manifestó que los proyectos que presentará la ciudad están ya muy planificados para atraer “la mayor financiación posible” pero que, si no fuera así, “se buscarían alternativas” como la cofinanciación con otras administraciones o la solicitud de créditos bancarios para ponerlo en marcha. “El Ayuntamiento es solvente y tiene recursos para la financiación de estos proyectos”, remarcó el alcalde en relación a los remanentes que dispone el Ayuntamiento de los años que no pudo endeudarse por imperativo legal, y que ahora podrá utilizar si los necesita.

Dos de los ejes principales de este Pacto Verde Local son la gestión de los residuos urbanos y de la red de agua; para este último ya hay un plan de infraestructuras que se presentará en breve, aunque el alcalde subrayó que todo son importantes porque repercutirán en la ciudad y los habitantes.

Los Presupuestos Participativos contarán con un espacio para ideas medioambientales

decoration

El Ayuntamiento pretende implantar en 2021 en todos los barrios el quinto contenedor -de color marrón- en el que los vecinos depositarán solo los residuos orgánicos con el fin de que sean aprovechados para compost para jardinería o para generar energía como ya ocurre en otras ciudades de España ya que el 40% de los residuos que se generan en las viviendas son orgánicos. Y la llamada recogida puerta a puerta; es decir la recogida de los desechos de manera selectiva en los bloques de viviendas en días y horas establecidos, aunque en este caso el Ayuntamiento estudia aún dónde y cómo hacerlo dada la variedad de edificios existentes en la ciudad. También habrá cambios en el mobiliario urbano respecto a las papeleras y contenedores.

Las nuevas medidas supondrán un cambio importante en los hábitos de los ciudadanos, pero el alcalde dijo que “no se puede apostar por un desarrollo sostenible en la ciudad si no se gestionan de manera integral los residuos”.

En cuanto al tema de los recursos hídricos, el alcalde señaló que una ciudad como Las Palmas de Gran Canaria tiene que tener una planificación “a medio y largo plazo” sobre la gestión de un recurso tan vital como es el agua. “No solo es saber cómo se produce y se gestiona el agua, sino todo el ciclo integral del agua, cómo es la producción, distribución, la canalización y la reutilización de la misma”, dijo. Para ello, el Ayuntamiento presentará en breve un nuevo plan de infraestructuras de aquí a 2030; y que va ligado a otros proyectos ya en marcha, aunque a falta de licitación como es la “gestión inteligente” de algunos aspectos del ciclo vital del agua.

En este plan se contempla, por ejemplo, si van a existir nuevas plantas de desalación y dónde se instalarán, dónde van a ir las nuevas depuradoras para la planificación de la desaparición de Barranco Seco, cómo frenar la esquilmación de las zonas acuíferas y, sobre todo, cómo acotarlo a los 30 metros establecidos por la normativa, en qué zonas se va a bombear agua y en qué zonas se va a utilizar el agua residual para riego, por dónde van a ir las canalizaciones de la ciudad, entre otros aspectos.

En este sentido, el alcalde se refirió también a la mejora de las canalizaciones que tiene que ver con la recogida de aguas pluviales para que no se produzca en la ciudad embalsamientos de agua como las que ocurrieron hace unos días con las primeras lluvias, y a multar a aquellos que tiren contaminantes a la red de abastos.

El Ayuntamiento creará espacios deportivos para promover la salud de los habitantes

decoration

“Son infraestructuras necesarias y costosísimas”, dijo el alcalde, “aunque la ciudadanía no las vea, salvo que las sufra como los malos olores de la depuradora, que habrá que resolver”, puntualizó sobre este eje de trabajo.

En este Horizonte Verde, el Ayuntamiento plantará al final de este mandato 50.000 nuevos árboles y palmeras en distintas zonas de la ciudad y creará nuevos espacios verdes para contribuir a la mejora de la calidad del aire. El alcalde no concreto, sin embargo, dónde se llevará a cabo la reforestación, aunque indicó que será en las zonas más áridas. La iniciativa se suma a la del IBI Solar, aprobada en septiembre, por el que las empresas y los vecinos que instalen placas solares fotovoltaicas obtendrán un 50% de bonificación en el Impuesto sobre Bienes e Inmuebles (IBI).

En cuanto a la mejora de la salud de los ciudadanos, Hidalgo explicó que el gobierno que lidera seguirá creando canchas deportivas para que los vecinos continúen practicando deporte y contribuir así a su bienestar.

El alcalde hizo mención también a la nueva normativa europea que se implantará sobre ruido, y en el que habrá posibilidad de multar, dado que es un aspecto que tiene bastante repercusión en la salud, después de que el Ayuntamiento haya detectado las zonas más ruidosas.

El alcalde manifestó que para que todo esto salga adelante es necesario integrar a los vecinos. Es por ello que impulsará que en los Presupuestos Participativos de 2021 haya un porcentaje de inversión destinado a proyectos relacionados con el medio ambiente para que los ciudadanos propongan sus ideas en este campo.

Ejes de trabajo


Áreas implicadas. Las principales áreas de trabajo que incluye este Pacto Verde Local están relacionados con Limpieza, Movilidad, Deportes, Participación Ciudadana, Aguas, Economía, Urbanismo y Medio Ambiente.


Reciclar lo orgánico. Los ciudadanos tendrán que habituarse a depositar los residuos orgánicos en un contenedor diferente, de este modo se reciclarán los desechos de alimentos para compostaje para jardines u otros usos.


Nuevas infraestructuras. Uno de los ejes del Pacto Verde Local está relacionado con el ciclo integral del agua dado que es un bien esencial. El Ayuntamiento plantea renovar y crear nuevas infraestructuras tanto para el agua de abastos como para la recogida de lluvia, así como la de mantener intactos los acuíferos. Se penalizará a quien vierta a la red contaminantes.


Metroguagua y red ciclista. El Ayuntamiento lleva trabajando desde hace años en ampliar la red ciclista y en mejorar el transporte urbano. El grupo de gobierno continuará haciendo inversiones en este aspecto y creará aparcamientos inteligentes que faciliten el tránsito de vehículos. También facilitará la accesibilidad vertical en los barrios.


Reforestación. De aquí al final del mandato, el grupo de gobierno pretende plantar 50.000 árboles y palmeras en la ciudad. La ampliación de la vegetación es de suma importancia para mejorar la contaminación ambiental, así como mitigar el ruido ambiental además de promover espacios más agradables para los ciudadanos.


Cambios de hábitos. El grupo de gobierno quiere implicar a los vecinos en este gran proyecto global. En este sentido, quiere contribuir a mejorar su salud con la creación de nuevos espacios deportivos, así como que puedan proponer proyectos relacionados con el medio ambiente en los Presupuestos Participativos.

Compartir el artículo

stats