Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pérgola 6.9 ya emerge en el nudo de comunicaciones con el Norte

La estructura más relevante de la IV Fase utiliza 2.700 metros cúbicos de hormigón

12

Panorámica de las obras de la circunvalación en el enlace con la autovía del norte Andrés Cruz

Los usuarios de la Autovía del Norte de Gran Canaria han visto emerger en las últimas semanas una enorme estructura de hormigón entre el Puertillo y la Granja Agrícola, en la costa de Arucas, y muchos se preguntan cuál será su función en el nuevo nudo de carreteras de la última fase de la circunvalación a la capital de la Isla.

Su nombre técnico es Paso Superior 6.9, pero los trabajadores la conocen como la pérgola, que permitirá la circulación en dos niveles para unir las autovías GC-2 y la GC-3. Por debajo pasarán los vehículos que van desde las rotondas de Arucas y Cardones hacia los municipios del Noroeste y por arriba los coches que se dirigen desde Bañaderos a Las Palmas de Gran Canaria.

Aunque la unión de ambas autovías tendrá hasta seis direcciones diferentes, el Paso Superior 6.9 es clave en las comunicaciones con la comarca Norte y también sobresale por sus dimensiones, pues se van a emplear un total de 2.700 metros cúbicos de hormigón y 400 toneladas de acero. Esas cantidades se reparten entre las zapatas de lado tierra y mar, los muros de ambos lados, las pilas, el tablero y las losas de transición.

En la construcción del paso a distinto nivel participan tres subcontratas especializadas

decoration

La pérgola es la estructura de mayor dimensión en los actuales trabajos de la IV Fase de la Circunvalación (tramo Arucas-Costa) y hasta ahora ya se han utilizado aproximadamente 1.500 metros cúbicos de hormigón y 300 toneladas de acero para la ejecución de la cimentación y los muros. Otra cifras que permiten valorar la magnitud del Paso Superior 6.9 son las 75 toneladas de material para los encofrados y las 50 toneladas de andamios.

La adjudicataria de toda la obra, la UTE formada por las compañías Acciona y Lopesan, ha subcontratado la construcción de la pérgola con tres entidades. De la preparación del encofrado y los andamios se ha encargado la empresa Ulma, especializada en este tipo de trabajos y que también ha intervenido en las obras de la nueva carretera de La Aldea. Costa Drago es la subcontrata que monta el acero, mientras que el vertido del hormigón lo realiza una división de la propia Lopesan.

Bifurcación

Este paso es clave en el nudo de distribución del tráfico en la costa de Arucas, pues permite separar el tráfico en dos niveles y evitar la construir de rotondas o scalextric. Una vez terminada, los vehículos procedentes de los pueblos del norte podrán optar, una vez pasado El Puertillo, entre seguir por la GC-2 hacia la capital o incorporarse a la GC-3 en dirección hacia Arucas y el sur de la isla, lo que permitirá descongestionar la entrada a la capital por los túneles de Julio Luengo y el cruce de Torre Las Palmas.

Igualmente, los coches que circulen desde el sur hacia el norte tendrán vía directa por la circunvalación hasta la rotonda de Bañaderos, a la espera de que en el futuro también se amplíe la GC-2 con dos carriles que eviten el paso por las localidades de San Andrés y El Pagador.

La Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias resalta que la ejecución de este último tramo de la circunvalación continúa a buen ritmo y los trabajos no se ha retrasado por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, han aparecido dificultades en la expropiación de algunos terrenos, cerca precisamente de la pérgola, por lo que la totalidad de la nueva vía no se podrá abrir antes de que cabe este año, según explicaron fuentes del departamento que dirige Sebastián Franquis.

Ante esos inconvenientes, la previsión es abrir los tramos que se vayan concluyendo, por lo que a finales de diciembre o enero podrían estar operativos algunos de ellos, concretamente los descendentes hacia el norte o la capital. La IV Fase incluye un enlace con la ciudad de Arucas y un nudo de distribución del tráfico a la altura de la actual rotonda de Cardones y Trasmontaña.

Obras Públicas prevé abrir la vía por tramos desde finales de año o principios de 2021

decoration

Como consecuencia del nuevo trazado y la construcción del nuevo paso a dos niveles, unos 400 metros de la actual autovía GC-2 quedaron condenados, en concreto los dos carriles en dirección a la capital que están situados antes del actual cruce de la Granja Agrícola del Cabildo. En esa zona, hasta ahora ocupada por fincas de plataneras y terrenos baldíos, también se están construyendo taludes de protección y se están encauzando los barrancos.

En la última visita a las obras, la Consejería de Obras Públicas del Gobierno autonómico detalló que el tramo Arucas-Costa consta de 2,3 kilómetros de autovía, 4,3 kilómetros de ramales, vías auxiliares y caminos, dos enlaces, tres pasos superiores, un paso inferior, siete obras de drenaje y dos muros.

El departamento de Franquis también adelantó que con el fin de mejorar el nivel de servicio de la autovía en un futuro, y a la vista de que la evolución del tráfico tras la puesta en servicio de las obras en su conjunto pueda atraer un mayor volumen de tráfico del previsto, se está ejecutando también un paso inferior que cruzará bajo el tramo de autovía actualmente en construcción, a la altura del barranco de Cardones.

Este paso inferior quedará finalizado y listo para ser utilizado cuando se considere oportuno convertir el actual nudo entre las vías GC-2 y GC-3, a la altura de la Granja del Cabildo, en un enlace completo, en lugar del actual semienlace. Mientras tanto, los vehículos que circulen por la costa desde Arucas a la capital, y viceversa, lo harán por la actual carretera hasta el nuevo nudo de Cardones.

Toda la obra de la IV Fase, incluido el último modificado para mejorar el enlace del casco de Arucas con Firgas y Teror en la llamada rotonda de la Cruz Roja, supone una inversión global de 109,3 millones de euros y las han durado 12 años.

Compartir el artículo

stats