Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tunte pide ayuda a Vox para lograr más vigilancia para los migrantes

Una delegación de diputados nacionales se entrevista con vecinos, quienes reclaman más seguridad para el centro de cuarentena Covid

Rocío de Meer y Alberto Rodríguez Almeida, diputados de Vox, ayer en el muelle de Arguineguín tras visitar Tunte.

Rocío de Meer y Alberto Rodríguez Almeida, diputados de Vox, ayer en el muelle de Arguineguín tras visitar Tunte. EFE

Los vecinos de Tunte, en San Bartolomé de Tirajana, volvieron a reclamar ayer a las autoridades que aumenten la seguridad en este pueblo de las medianías del municipio, donde se alojan casi 300 personas migrantes entre el Hotel Las Tirajanas y el Aula de la Naturaleza, con la incertidumbre de que la falta de vigilancia durante las 24 horas del día pueda suponer un riesgo para la salud pública para los vecinos del casco, en su mayoría personas mayores y vulnerables frente a un posible contagio por la Covid.

Y así se lo trasladaron a una delegación de diputados nacionales de Vox que visitó la localidad, encabezada por Rocío de Meer, portavoz de la formación en la Comisión de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social del Congreso, y Alberto Rodríguez Almeida, diputado por Las Palmas y vocal de la Comisión de Industria, Turismo y Comercio, para conocer la situación que se vive después de que el pasado 5 de agosto los residentes levantasen barricadas para evitar que el Aula de la Naturaleza se convirtiera en un centro para pasar la cuarentena por la Covid-19.

Los residentes en la capital tirajanera trasladaron además la necesidad de que se realice un exhaustivo seguimiento de las personas migrantes para que no se muevan con total libertad por el pueblo ya que esos desplazamientos están provocando cierto desconcierto entre una población que desconoce si del Aula de la Naturaleza puede salir alguna persona ante la falta de constante presencia policial. “Sigue habiendo mucho miedo al contagio; la gente sale mucho menos de sus casas”, explicó ayer Ismael Guerra, representante vecinal. Los residentes reclaman además que las organizaciones que atienden a las personas migrantes trabajen con ellos a través de actividades, cursos y talleres “en vez de dejar que se muevan con libertad e invadan el pueblo”.

Vecinos de Tunte plantan barricadas para evitar la entrada de migrantes

Tras conocer la opinión de los vecinos, De Meer se mostró “muy preocupada” e instó a “no cerrar los ojos” ante la situación de Canarias porque “no es fortuita, sino que obedece a unas circunstancias determinadas y a un Gobierno negligente que no hace nada por evitarlo”.

Por su parte, Alberto Rodríguez Almeida aseguró que “Tunte está al límite” y recordó que los residentes han sido “un ejemplo de hospitalidad” aunque en ocasiones se les haya tachado de racistas. Tras su visita, el diputado reconoció que el casco “necesita más medios de seguridad” para que los migrantes no anden por el pueblo sin control.

Tras su paso por Tunte, donde visitaron las inmediaciones del hotel Las Tirajanas y el Aula de la Naturaleza, los parlamentarios se desplazaron al muelle de Arguineguín, donde denunciaron que el Gobierno no les ha dejado acceder al campamento para migrantes a pesar de ser diputados nacionales. Allí, De Meer señaló que “Canarias está siendo invadida” y que la presión migratoria que se registra en esta frontera sur de Europa va a provocar "un cambio en Canarias a nivel socioeconómico" .

Compartir el artículo

stats