Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias lidera la destrucción de empleo y la tasa de paro alcanza el 25%

En lo que va de año se han perdido 121.000 puestos de trabajo | En verano se disparó la población activa, lo que provoca que el desempleo aumente en 47.800 personas

Un camarero prepara su bar.

Un camarero prepara su bar. EFE

La crisis económica provocada por el Covid-19 pasa factura al mercado laboral canario. Las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre del año reflejan una tendencia negativa que se acerca rápidamente a los peores datos derivados de la recesión de 2008 y echa por tierra las cifras positivas de creación de empleo de los últimos años. En nueve meses la tasa de paro se ha incrementado en más de seis puntos –del 18,8% al 25,04%– y del segundo al tercer trimestre aumenta en más de tres puntos y supera en casi nueve puntos a la media nacional. En lo que va de año se han perdido 121.000 empleos, según los datos acumulados entre enero y septiembre.

La EPA del tercer trimestre refleja el comportamiento del mercado laboral una vez superado el confinamiento y el estado de alarma que acabó en junio. Sin embargo, el dinamismo laboral que podría suponer el verano ha sido nulo por las restricciones en el turismo, lo que ha impactado en el resto de sectores. Canarias fue la única comunidad autónoma, junto a la ciudad de Ceuta, que destruyó empleo en los meses de julio, agosto y septiembre, concretamente 2.900 puestos de trabajo, lo que supone una caída de la ocupación del 0,35% trimestral mientras que, por el contrario, en el conjunto del territorio nacional se ha creado empleo y la población ocupada se incrementó en un 3,06%, sumando 569.700 nuevos ocupados a los estimados durante el trimestre anterior. En total hay 273.700 desempleados en el Archipiélago.

Por contra, se incrementa de forma notable la población activa e impulsa el crecimiento del paro en el tercer trimestre. El Instituto Nacional de Estadística (INE) estima que la población activa se incrementa en las Islas un 4,28%, sumando 44.900 nuevos activos. De este modo, el aumento de los activos y la pérdida de empleo elevan la población parada en las Islas en 47.800 nuevos desempleados durante este último trimestre, lo que supone un incremento del 21,16% respecto del dato del trimestre anterior. Este avance prácticamente duplica el incremento que experimenta el desempleo en el conjunto del territorio nacional, donde la población parada se ha incrementado en un 10,54%.

Los inactivos que no se han dado de alta y los acogidos a ERTE ‘maquillan’ las estadísticas

decoration

Esta elevada incorporación de activos al mercado laboral proviene de parte de los más de 100.000 inactivos que se contabilizaron en la EPA del segundo trimestre y que maquillaron las cifras de ese periodo, según las estimaciones de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE). En su informe sobre el análisis de los resultados de la estadística que elabora el INE, la patronal de Las Palmas advierte que “las condiciones impuestas por el estado de alarma durante el segundo trimestre del año llevó al INE a excluir del mercado laboral a muchos demandantes de empleo que no podían clasificarse como tal, al no poder realizar actuaciones de búsqueda activa de empleo debido a las condiciones impuestas por el confinamiento y la falta de actividad empresarial”.

Tras finalizar el confinamiento y la desescalada en junio la cifra de inactivos en Canarias se ha reducido en 41.700 personas, que se incorporan nuevamente al mercado laboral como activos, aunque en un escenario de destrucción de empleo. De esta forma este importante número de población activa impacta directamente sobre la cifra de desempleo del tercer trimestre y provoca el incremento de 47.800 parados más que reflejan las estadísticas de la EPA.

Cifras “subestimadas”

La patronal considera que tanto la tasa de paro como las cifras reales de desempleados en Canarias están “subestimadas” porque todavía existe una bolsa de inactivos que no se han dado de alta como demandantes de empleo, por un lado, y tampoco el INE contabiliza los 83.079 trabajadores que al mes de septiembre se encontraban acogidos a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), por otro. Con 273.700 personas en paro en Canarias con la EPA del tercer trimestre, la inclusión de los trabajadores en ERTE supondría superar el 30% de desempleo en las Islas, cifra que retrotraería a las Islas a las fatídicas estadísticas de 2013, cuando se superó el 34% de desempleo.

Por sectores de actividad la población ocupada en las Islas decreció especialmente en la industria, donde el empleo se redujo en 6.400 personas (-14,45%), en el último trimestre, seguido del conjunto de los servicios, donde se perdieron 2.200 puestos de trabajo. El descenso en este sector se concentró principalmente en actividades como el comercio, el transporte y la hostelería, que, en conjunto, acusaron una disminución de 24.100 ocupados (-6,73%), mientras que, por el contrario, las ramas vinculadas al sector público apuntaron un incremento de 20.900 empleos (+11,17%).

La construcción, por su parte, anotó un crecimiento del empleo de 5.800 personas, lo que supone, en términos relativos, un 12,53% más que en el trimestre previo, al tiempo que, en la agricultura, se mantuvo el nivel de empleo del trimestre previo.

La tasa de paro de los jóvenes menores de 25 años se dispara hasta el 61,7%

decoration

El paro juvenil también se convierte en un elemento sangrante en la negra estadística del desempleo en Canarias. Las Islas lideran el paro de los jóvenes menores de 25 años ya que la tasa en este segmento de la población aumentó unos 12 puntos en el tercer trimestre del año respecto al anterior hasta alcanzar el 61,73 % de la población activa, frente a la media estatal que es del 40,45%.

La estadística de las familias que no reciben ningún tipo de prestación también se incrementa. En Canarias el 63% de los parados de larga duración no cobra ningún tipo de prestación, lo que supone que más de 67.000 en las Islas no cuenten con ingresos.

A nivel nacional, la vuelta a la actividad tras el confinamiento se reflejó en el mercado laboral en verano con un fuerte aumento del número de ocupados, 569.600 empleos más en el mejor trimestre de la serie, pero también del paro con 355.000 desempleados más, hasta los 3,7 millones y una tasa de paro del 16,26%. A semejanza de los ocurrido en las Islas, el aumento de los activos es clave para entender cómo puede elevarse a la vez el número de parados y el de ocupados, ya que muchas de las personas que se quedaron sin trabajo en el confinamiento no pudo cumplir los requisitos para considerarse desempleado en esos meses y ahora sí.

Compartir el artículo

stats