Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

“El apoyo del Gobierno al sector turístico está siendo dudoso”

“Tengo la mejor biblioteca de viajes por España y lo digo con fundamento”, afima Javier Gómez-Navarro, exministro de Domercio y Turismo

El exministro socialista de Comercio y Turismo Javier Gómez-Navarro.

El exministro socialista de Comercio y Turismo Javier Gómez-Navarro.

El exministro socialista de Comercio y Turismo Javier Gómez-Navarro visitó la Isla esta semana para participar en el Festival de Literatura de Viajes y Aventuras de Puerto de la Cruz Periplo, donde compartió las anécdotas que le han dejado estas cuatro décadas de pasión por los viajes. El también presidente de la Sociedad Geográfica Española deleitó al público, además, con su faceta como coleccionista que le ha llevado a tener la mayor biblioteca especializada en el país. 

Visitó Tenerife para participar en el Festival Internacional de Literatura de Viajes y Aventuras de Puerto de la Cruz Periplo. ¿Qué opina de este festival que une dos de sus pasiones, la literatura y viajar?

No lo conocía pero me parece un festival estupendo porque yo soy un coleccionista impulsivo de guías de viaje y tengo una fantástica biblioteca pero al mismo tiempo soy viajero. Es cierto que con la edad uno va cambiando la forma en la que viaja y, mientras a los 30 años hacíamos viajes de aventura, ahora no es que no haga turismo pero sí que elijo más lo que hago. Sigo viajando mucho aunque lamentablemente este año no he podido hacerlo.

Usted ha viajado mucho pero hay personas que no se pueden permitir ese lujo. ¿Es la literatura un sustituto del turismo?

Yo creo que no es un sustituto pero sí que es otra manera de viajar, sobre todo cuando hablamos de lugares muy inaccesibles. La literatura de viajes también nos permite viajar a determinados momentos históricos. Yo he estado en Siria varias veces pero evidentemente ahora mismo ir allí es muy complicado o prácticamente imposible. Todo depende mucho de los momentos que se elijan para visitar los lugares.

¿Le queda alguna cuenta pendiente con algún país?

Me queda Vietnam y Etiopía. Tenía ese último viaje organizado para hacerlo este año pero hemos tenido que cancelarlo. Desde luego no me gustaría morirme sin haber visitado esos dos países.

Durante su intervención en Periplo habló de su itinerario vital. ¿Cuál es ese recorrido?

Soy ingeniero industrial pero no fue hasta 1976 cuando entré a trabajar en el sector editorial. Cuando ya tenía relación con la literatura de viajes me di cuenta de que en España no había ninguna revista de viajes y fundé Viajar. A partir de ahí me dediqué por completo al mundo de los viajes, inicialmente solo desde la perspectiva del editor y luego me atreví a promover la creación de Fitur y empecé a moverme en otros sectores. En contra de lo que se pudiera esperar, ser editor de viajes no me llevó a viajar más porque tenía que ocuparme de más trabajo. Fue al fundar la revista Viajar cuando empecé a comprar libros y así llevo más de 40 años, comprando libros de viaje. Cuando he tenido dinero los he comprado buenos y caros, cuando he tenido menos he comprado tan solo los que más me interesaban. En ese sentido, internet hizo que los precios de los libros del último siglo bajaran pero no afectó a la literatura de precios más altos.

Posee la mayor biblioteca privada especializada en viajes por España y viajeros españoles por el mundo. ¿Cómo se vive con ese tesoro en casa?

Creo que tengo la mejor biblioteca de viajes por España y lo digo con fundamento, incluso mejor que la de la Biblioteca Nacional. Yo tenía una casa de tres plantas y tenía el sótano dedicado a los libros, pero más que una biblioteca parecía un almacén. Me conozco todos los libros buenos que tengo pero es cierto que en los del siglo XX me pierdo un poco y de esa forma no los podía ver bien porque me era imposible saberlos de memoria. Me mudé y mi mujer, que diseñó la casa, me dijo que me iba a hacer un regalo y me hizo una biblioteca en mi casa. Ahora tengo una biblioteca fantástica.

Ha vivido el auge de internet y cómo ha afectado a la venta de libros. ¿Sigue siendo usted de los fieles al papel o se ha pasado al libro electrónico?

A mí me gustan mucho las novelas y esas sí que las compro por internet, sobre todo si me voy de viaje porque no pesan si las leo desde el iPad. Pero yo soy coleccionista y no me vale tener los grandes libros en formato electrónico.

Precisamente el turismo está viviendo una difícil situación debido a la pandemia. ¿Qué opina de la situación que se produce en zonas especialmente ligadas al sector como es el caso de Canarias?

Para el sector turístico esto es una tragedia. Hemos pasado de recibir más de 82 millones de turistas el año pasado a menos de 20 millones este año. Vamos a perder el 75% de los turistas extranjeros. Hay destinos españoles que reciben más turistas españoles y que se están defendido mejor pero para zonas como Madrid, Barcelona o las Islas, que reciben turistas extranjeros, ha sido una tragedia y ni han abierto los hoteles. Hay que ver cómo salimos ahora de esta porque todavía no se han puesto los recursos ni los medios necesarios para salir. El apoyo del Gobierno hacia los empresarios turísticos está siendo dudoso. El problema además es que un ERTE no puede ser eterno y ahora que pensábamos que íbamos a poder salir de eso resulta que los han prorrogado. Todo es un incógnita y depende mucho de la política gubernamental.

¿Qué opina de los corredores seguros en Canarias para reactivar el turismo?

Es una buena idea para las Islas porque es un territorio con buenos datos de la pandemia. Pero hay que tener en cuenta que en la actualidad cerca del 50% de los turistas extranjeros vienen en viajes individuales y les cuesta más tomar la decisión de venir porque pueden elegir otros lugares con datos mucho mejores. Habrá que ver también si los touroperadores, que asumen mucho riesgo, se lanzan a afrontar este nuevo reto porque aunque el sector se reactive, bajarán los precios. Lo que está claro es que una vez que bajan los precios costará mucho recuperarlos. Precisamente a mí lo que me preocupa es eso más que cualquier otra cosa.

¿Qué papel juega el emprendimiento dentro del turismo para remontar esta situación?

Es una oportunidad que existe siempre porque el mundo no hace más que cambiar. La evolución más importante del turismo estuvo ligada a la mejora de los medios de transporte. Luego la evolución estuvo relacionada con la gestión de los medios de transporte. Cuando aparecieron los touroperadores se generó una dinámica totalmente diferente porque una empresa pasó a asumir riesgos y se empezaron a fletar aviones por lo que los precios son más baratos y se pueden comprar gran cantidad de camas. Además, aumentó la base de clientes. Hay un salto cuantitativo y apareció el turismo de masas. Hace poco, internet incorporó la posibilidad de comprar y vender y abarató la publicidad para las pequeñas empresas. La evolución ahora mismo tiene que ver con la creación de pequeñas empresas que ofrezcan pequeños productos, aunque sea para los destinos de siempre. Es importante desarrollar la imaginación porque ahora lo que quiere el turista es vivir experiencias y hacer muchas actividades.

Promovió usted la creación de la Feria Internacional del Turismo Fitur. ¿Qué importancia tienen estos eventos para recuperar el pulso del sector?

Cuando surgió internet, se pensó que las ferias se quedarían sin visitantes. Se pueden cerrar negocios por internet pero, si una agencia emisora quiere enviar turistas a una agencia receptora, primero quieren conocerla para fiarse de ellos y en las ferias más que venderse, se conoce uno. Así se pueden cerrar las operaciones. A pesar de la crisis actual, siempre hay gente que quiere hacerlo mejor, que tiene ideas nuevas y para ellos y para los destinos lejanos son fundamentales las ferias.

Compartir el artículo

stats