Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presupuestos generales

El Presupuesto no concreta partidas del REF pese a la mayor inversión

Las primeras cuentas estatales elaboradas por el Ejecutivo de coalición PSOE-Podemos, tras la renovación del fuero isleño, no contempla el PIEC educativo ni fondos para la pobreza

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, el martes en Madrid, al presentar el acuerdo de los Presupuestos del Estado entre los socios del Gobierno.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, el martes en Madrid, al presentar el acuerdo de los Presupuestos del Estado entre los socios del Gobierno.

Canarias se queda lejos de lograr el rescate económico al que aspiraba en los Presupuestos del Estado del próximo año. En las cuentas estatales más generosas en términos generales de toda la democracia, con una inversión global de 222.000 millones y un incremento del 13 %, el Archipiélago no ve cumplidas sus expectativas, al menos en el arranque del proyecto que ayer se registró en el Congreso. Pese a que esa inercia inversora del Estado a lomos de los 27.000 millones incorporados de los fondos europeos de recuperación, tiene su reflejo en las partidas canarias que gastan directamente lo ministerios, la realidad de la cifras indica que las Islas no logran alcanzar el total de recursos que se lograron en las cuentas del 2018, aún en vigor y que este proyecto, si finalmente logra aprobarse en las Cortes, quedará por fon superado tras dos años de prórroga.

En concreto, la ficha financiera de Canarias en las primeras cuentas del actual Gobierno de Pedro Sánchez ronda los 680 millones entre inversión directa del Estado y transferencias a la comunidad autónoma en aplicación de las ayudas del REF en compensación por la lejanía y la insularidad, y la financiación de convenios entre Canarias y la administración estatal, pero es precisamente la inconcreción o desaparición de algunas de estas partidas consolidadas del fuero isleño lo que resta el montante total de recursos totales. Se da esta circunstancia precisamente cuando eran estos Presupuestos estatales lo que deben incorporar nuevos conceptos de gasto y financiación en Canarias tras la reforma de la reforma del REF y del Estatuto a finales de 2018. Queda en todo caso por comprobar en una lectura más detenida y detallada del proyecto de qué forma esa nueva parte de los fueros isleños puedan encontrar respuesta en partidas genéricas con aplicación en las Islas.

En todo caso, es llamativa la desaparición de algunas de las partidas del REF consolidadas desde hace años, como los 42 millones del Plan de Infraestructuras Educativas, u otras que, más recientemente incorporadas, son consideradas fundamentales en la actual situación económica y social de las Islas, como el fondo para la pobreza, que en 2018 fue de 30 millones, o el hecho de que el convenio de infraestructuras hidráulicas se quede a cero.

Carreteras en el limbo

El proyecto contempla la primera de las anualidades del nuevo convenio de carreteras, que es de 200 millones, una cantidad inferior en todo caso a los 308 que se consignaron en el 2018. No aparece en todo caso en el proyecto presupuestario ninguna mención a los 516 millones de deuda referida a la sentencia del Tribunal Supremo y que queda por tanto pendiente de negociación para su inclusión a través de enmienda parciales durante la tramitación parlamentaria del proyecto. Según compromiso verbal del Ministerio de Hacienda con algunos de sus interlocutores en Canarias para el apoyo a los Presupuestos, esa dotación, que computaba hasta ahora como superávit en las cuentas regionales, se transferirá a la comunidad autónoma para incorporarlos a las propias cuentas regionales en cualquiera de los capítulos del gasto autonómico y en especial para financiar servicios públicos esenciales.

Del resto de convenios entre ambas administraciones con reflejo en las cuentas estatales, llama la atención la desaparición de la partida para infraestructuras hidráulicas y para costas, dos de los que están pendiente de actualizar entre ambas administraciones, aunque sí se se contemplan distintas actuaciones de ejecución directa estatal en el Ministerio de Transición Ecológica. Este departamento es precisamente, y por esta razón, el de mayor gasto directo en las Islas (excluyendo los Organismos Autónomas), con 20 millones del total de 25 consignados en el cuadro de gastos por ministerios. Tampoco se concretan fondos específicos para vivienda, aunque se supone que las actuaciones en esta materia están incluidas en la partida genérica para todo el Estado, mientras que las ayudas al turismo, tan emblemático en este contexto de crisis del sector en todo el Archipiélago, se limitan a los 20 millones consignados dentro del mecanismo de recuperación, la misma cantidad que a Baleares, pero sin contemplar un programa específico para la comunidad canaria, o una dotación concreta de infraestructuras turísticas. Del total de 18.793 millones que se contemplan para todo el Estado de fondos de recuperación, Canarias tiene preasignados 183 millones en políticas medioambientales del Ministerio de Transición Ecológica y para el Reto Demográfico, y 60 para políticas de vivienda, alcanzo por tanto una cantidad de 242 millones.

Sí se incluyen en el proyecto presupuestario los 42 millones del Plan Integral de Empleo de Canarias, así como 10 millones para el POSEI, y la misma cantidad para los proyectos ferroviarios en las dos islas capitalinas (cinco para cada una), y para el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC). La subvención a las plantas potabilizadoras de agua se mantiene en los 8,5 millones, mientras que la destinada a la desalación para uso agrícola es de 8 millones.

Gran Telescopio de Canarias, en La Palma

Los Presupuestos si toman aliento en los capítulos referidos a la inversión directa del Estado, con 361,6 millones, frente a los 281,5 que contemplaban las cuentas del 2018, y a las subvenciones al transporte, en este último caso sí respondiendo de manera clara a lo que establece el REF, con un montante que ronda los 925 millones. En cuanto a la inversión estatal directa por parte del los Organismos Autónomos, destacan los 154 millones de Enaire en los aeropuertos isleños, 69 en la provincia de Las Palmas y 85 en Santa Cruz de Tenerife, y los 113,34 de Puertos del Estado, de ellos 46,53 para la Autoridad Portuaria de la provincia oriental, y 66,81 para la occidental. La inversión aeroportuaria crece sustancialmente desde el 2018, año en que se consignaron en estas infraestructuras 114 millones, mientras que en las instalaciones portuarias ha descendido desde los 122 de los anteriores Presupuestos. Del resto de las inversiones de los organismos autónomos destacan los 4,3 millones para los centros penitenciarios y de seguridad en Gran Canarias, incluidos 1,7 millones para el centro de inserción social en la isla.

Uno de los nuevos aspectos del REF que sí queda consolidado en las nuevas cuentas estatales es la subvención al transporte aéreo y marítimo para residentes a consecuencia del incremento al 75 % del coste del billete desde mediados de julio de 2018 y que ya se había registrado en los Presupuestos de ese año aprobados unas semanas antes. En este nuevo proyecto, las cantidades previstas son de 652,5 millones para el transporte aéreo, y de 144 para el marítimo, aunque en ambos casos incluye las bonificaciones en Baleares, Ceuta y Melilla, mientras que la transferencia a las empresas del transporte terrestre (guaguas) será de 47,5 millones. Las ayudas al transporte de mercancías alcanzarán el próximo ejercicio los 67,2 millones, y las específicas para el sector del plátano los 10 millones.

Debate de totalidad inminente


El proyecto presupuestario queda ahora a expensas de que el Ministerio de Hacienda que dirige María Jesús Montero pueda introducir modificaciones que mejoren las partidas canarias en base a los planteamientos que le han hecho tanto el Gobierno de Canarias como los partidos nacionalistas canarios con presencia en el Congreso, CC y NC. Las perspectivas de que estas cuentas incluyeran fondos suficientes como para impulsar la recuperación económica de las Islas, tal como se recogía además en el Plan Reactiva recién aprobado en el Parlamento de Canarias, quedan ahora pendientes de una negociación previa al debate de totalidad del proyecto los días 11 y 12 de noviembre. Poco tiempo para que los nacionalistas canarios ajusten sus reclamaciones y decidan en consecuencia su voto antes de ese momento. El Gobierno central tiene ante sí ahora mismo un panorama bastante despejado después de que Cs haya anunciado que los Presupuestos recogen materias y aspectos que habían planteado al Ministerio de Hacienda, mientras que se da por hecho que ERC, aunque no se decida a apoyarlos, nunca votaría la devolución del proyecto como probablemente solicitarán el PP y Vox. | J. A.

Compartir el artículo

stats