Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias pide respuestas a la gravedad de las crisis económica y migratoria

Torres reclama hoy a Sánchez, Von der Leyen y los líderes regionales preferencia en el reparto de fondos europeos y solidaridad ante el repunte de la inmigración

El presidente Torres, en una reciente conferencia telemática.

El presidente Torres, en una reciente conferencia telemática.

Es la gran oportunidad para Canarias de trasladar a un amplio espectro de responsables políticos e institucionales la doble crisis que le afecta en estos momentos, la económica y social, y la migratoria, y lograr una complicidad de los poderes estatal, comunitario y autonómico en la búsqueda de soluciones a cada una de ellas. La Conferencia de Presidentes que se celebra hoy es el marco en el que el presidente regional, Ángel Víctor Torres, expondrá la situación que atraviesa el Archipiélago y reclamará un extra de atención considerando que ningún otro territorio del Estado necesita ahora como la comunidad canaria la aprobación urgente de medidas en ambas materias.

La cumbre autonómica con el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, que finalmente será telemática por las medidas aprobadas en los últimos días para tratar de frenar la segunda ola de contagios del Covid-19, contará en esta ocasión con la participación directa de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, lo que permitirá a Torres hacer llegar sus reclamaciones directamente al Ejecutivo de Bruselas, tanto en relación con el reparto de fondos de reconstrucción, como en política migratoria. En el primer caso, cuenta el presidente regional con poder reforzar sus argumentos para defender un reparto en España de los recursos europeos en función de la incidencia territorial de la crisis económica, como han hecho las propias instituciones comunitarias con los países miembros más castigados por la pandemia.

La distribución entre comunidades autónomas de los 72.000 millones a fondo perdido que le corresponden a España durante el periodo 2021-2023 del total de 140.000 asignados (los otros 68.000 son créditos) para la reconstrucción económica por la incidencia de la pandemia, es el principal punto del orden del día de la reunión, pero Torres pondrá sobre la mesa la crisis migratoria en las Islas, reclamando que tanto el Estado, como la UE y las comunidades autónomas se impliquen, cada una de los ámbitos que le correspondan, en la búsqueda de soluciones.

En relación con los fondos europeos, Torres insistirá en los argumentos de que Canarias está sufriendo más que ninguna otra región las consecuencias económicas de la crisis sanitaria por el efecto que está teniendo sobre el turismo, su principal industria, y que los indicadores económicos, con el 21 % de caída de su PIB, y sociales, una mayor tasa de desempleo y de pobreza, obligan a un reparto que asuma esta situación en las Islas. El objetivo no es fácil porque todas las comunidades intentarán acercar el ascua a su sardina y presentarán razones y datos con los que conseguir la mayor cifra posible. La voluntad del Gobierno central es que el reparto responda a una combinación de criterios que impida que ninguna de ellas salga especialmente beneficiada o claramente perjudicada. De hecho, se constituirá una comisión técnica con representación del Estado y todas las regiones que elaborará una propuesta.

Canarias aspira a lograr 3.600 millones de los fondos hasta 2023, un 5% del total

decoration

De entrada, el Gobierno ya comunicó en el pasado Consejo de Política Fiscal y Financiera que de esos 72.000 millones, 10.000 se repartirán en función de la población, un baremo que le otorgaría a las Islas una cantidad teórica de 458 millones. Los otros 62.000 se repartirán en función de los proyectos que se presenten, aspecto sobre el que el Gobierno de Canarias ya tiene avanzados borradores en programas que inciden en las materias abanderadas de estos recursos. El objetivo del Ejecutivo regional es que este dinero se pueda destinar a proyectos de eficiencia energética (580 millones de euros), obras hidrológicas (600 millones), digitalización (456 para digitalización), políticas de empleo (283 millones), ayudas al sector primario (50 millones), la mejora de las infraestructuras turísticas (140 millones) y el impulso del turismo (300 millones). Canarias aspira a lograr 3.600 millones hasta el 2023, un 5% del total, tal como de facto queda recogido en el Plan de Reconstrucción Social y Económica de Canarias.

Pero el resto de gobiernos regionales no lo pondrán tan fácil porque todos se sienten necesitados. Cataluña, por ejemplo, pretende nada menos que 30.000 millones, un 21 % del total, y la Comunidad Valenciana 7.000, un 10%. Otras no han puesto cifras pero piden que se utilicen criterios de reparto que les son favorables: Andalucía que se prime la población y el PBI, y Castilla-La Mancha, que lo haga el impacto de la Covid-19 en el gasto sanitario. Es una batalla que reproducirá la que ya se produjo en el reparto de los 16.000 millones de ‘fondos covid’ que aprobó el Gobierno central durante la primera ola de la pandemia.

Derivación de migrantes

En materia de inmigración, aunque formalmente no está en el orden del día, Torres tiene intención de plantearlo y tratará de forzar algún tipo de decisión que ayude superar la emergencia que se vive en Canarias, que, con más de 10.000 migrantes llegados a las Islas desde las costas africanas en lo que va de año, tiene ya una envergadura cercana a la de la crisis de los cayucos de 2006, cuando arribaron a las Islas más de 30.000 en todo el año. La cumbre ofrecerá la ocasión al presidente regional de reforzar su reciente ofensiva política, que ha iniciado con diversas comunicaciones con el propio Sánchez y varios ministros, y con su intención de hacer un viaje oficial a Marruecos, para tratar de buscar soluciones en todos los ámbitos del problema.

La presidenta de la Comisión Europea oirá las peticiones del Estado y las comunidades

decoration

Más allá de las exigencias al Gobierno central que están ya puestas sobre la mesa, los ámbitos en los que Torres cree que deberá poner más énfasis en este caso ante los presidentes autonómicos y ante la presidenta de la Comisión Europea son los de la derivación de migrantes a otros territorios del Estado y de la propia UE, y el de la intensificación de la diplomacia española y europea ante los países de origen y de tránsito donde operan las mafias de la inmigración irregular para actuar en ese ámbito. El presidente canario ya ha avanzado su intención de reclamar en la Conferencia de Presidentes que “la solidaridad europea no puede quedar en palabras”. Insistirá así en que “Europa debe ser consciente de lo que está pasando en Canarias” y que la crisis migratoria “exige una respuesta acorde a las circunstancias que en estos momentos padecen los territorios que son frontera”. Explicará en este sentido algo que ya ha verbalizado en días anteriores, que a las tradicionales causas de hambre y guerra que motivan las migraciones “se suma ahora la crisis climática que afecta a África y la pandemia, que obliga a cerrar espacios aéreos lo que impide la repatriación, o el cierre de fronteras terrestres que ha propiciado la reapertura de nuevas rutas como ha ocurrido en Canarias”, según lo dicho por el jefe del Ejecutivo.

Compartir el artículo

stats